Los fumadores ya no corren el riesgo únicamente de padecer cáncer de pulmón, problemas respiratorios o enfermedad obstructiva crónica (EPOC-Tabacosis), sino que también pueden padecer disfunción muscular, como señala un estudio a cargo de investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) de Enfermedades Respiratorias.


La exposición crónica al humo del cigarrillo daña las fibras musculares de los fumadores y oxida las proteínas del músculo, lo que provoca que éste pierda capacidad motora. Con este estudio, los fumadores que se creen ‘sanos’ puede que estén perdiendo función muscular y no sean conscientes de que la causa de dicho problema sea el humo del cigarrillo”.


Los fumadores pasivos también pueden llegar a desarrollar esta disfunción muscular.


Estudios como éste hace todavía más patente la necesidad de endurecer la ley antitabaco, ya que en España uno de cada cuatro ciudadanos fuman cada día.

 

Muy Perjudicial...

El Humo del Tabaco