La Fundación Española del Corazón calcula que la aplicación de la normativa sin humos ha evitado que mil fumadores pasivos sufran un infarto de miocardio.


Dejar de fumar tiene numerosas ventajas para la salud. Abandonar el cigarrillo evita males como cáncer de todo tipo y en cualquier lugar, artritis, EPOC, malformaciones y muchos más.


Pero queda otro más: el ECONÓMICO. Y no solo porque el precio de la cajetillas se ha puesto por las nubes, si no que acudir a profesionales en una unidad de Tabaquismo no es nada caro para el usuario.


El gasto en medicamentos de un paciente que decide acudir a estos centros es de 125 euros.


Un gasto asumible si se tiene en cuenta el gasto sanitario que puede conllevar, según señala la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).


Frente a estos 125 euros se sitúan, por ejemplo, los 12.000 euros que puede costar el tratamiento de un cáncer de pulmón cuyo origen es el tabaco.


En España hay 11 millones de fumadores, pero solo el 30% de ellos está dispuesto a iniciar un tratamiento. Si estos 3,3 millones iniciaran un tratamiento, el coste en fármacos sería de 400 millones.


Estas políticas, unidas a la ley antitabaco, pueden reducir aún más el número de fumadores que hay en España.


La Fundación Española del Corazón (FEC) calcula que la aplicación de la normativa sin humos ha evitado que mil fumadores pasivos sufran un infarto de miocardio.


En Alemania, por ejemplo, en el primer año de aplicación de esta ley se han reducido un 13% los ingresos por angina de pecho y en casi un 9% los debidos al infarto. Y este informe destaca que gracias a este descenso, el gasto de los hospitales ha bajado entre un 9 y un 20%.

¿Cuánto cuesta Dejar de Fumar?

El Coste de Dejar de Fumar